El cómo se hizo de la remontada de Houston

Si alguna pega se puede achacar al baloncesto como deporte colectivo es su previsibilidad. En la NBA cada partido roza las 100 posesiones por equipo a lo largo de 48 minutos, lo cual es una eternidad para el equipo inferior a la hora de sostener una buena racha de juego. Demasiados tiros, demasiados rebotes, demasiadas decisiones críticas demasiado rápidas en ambas canastas.

Y aun así, de vez en cuando suceden pequeños milagros. Singularidades que desafían la lógica de un deporte sumamente lógico.

Pero vayamos por partes.

Eran las seis y pico de la mañana en España cuando en Los Angeles, California, Blake Griffin hacía esto para poner a los Clippers 18 puntos arriba a finales del tercer cuarto, y dejar a su equipo con un pie en las primeras Finales de Conferencia de su historia NBA:

Si en ese momento las luces del pabellón se hubiesen apagado y hubiese aparecido un mensaje de “Game over, insert coin”, nadie se hubiese sorprendido. Dos partidos y pico de la serie Rockets-Clippers en el Staples Center habían supuesto hasta ese momento un total de 76 puntos de ventaja para los Clippers, y subiendo. Quienes estaban viendo el partido ya habían visto todo lo que había que ver. En cualquier momento tendrían a Papanikolaou, Dorsey, Turkoglu y compañía en pista y empezarían a hablar sobre cómo de favoritos al anillo pintan los Clippers, o cómo de herido está el proyecto vanguardista de los Rockets de cara a temporadas venideras.
Y de repente, con la banda de música tocando, los ricachones cenando langosta y Leonardo Di Caprio dedicándose a enamorar jovencitas, ocurrió lo impensable:
Clippers y Titanic. O sea.

Clippers y Titanic. O sea.

Lo que sigue es el Cómo se hizo del final del Game 6 del Clippers-Rockets. Además es una nada disimulada imitación de cómo Bill Simmons lo contaría (#FreeSimmons), pero me temo que Bill tiene otros rollos en la cabeza ahora mismo.

Tercer cuarto

4:10: Griffin mete lo que podría describirse como una bandeja de 360º de espaldas en carrera a tabla (véase vine anterior). 86-68 Clippers. Griffin lleva en ese momento 28 puntos con 12/15 en tiros de campo y ha parecido tan imparable que parece como si le hubiesen bajado de una categoría superior para la serie. Totalmente injusto. El Staples enloquece como sólo Blake (bueno, y Kobe, pero eso es otra historia) consigue que enloquezca, y todavía no ha visto lo que sigue…

3:58: Los Rockets intentan contrarrestar la jugada de Griffin mandando a Howard un balón al poste bajo. Dwight pivota, se para, finta, se levanta… y DeAndre Jordan manda la pelota a 6 metros de un manotazo sin que Dwight la haya soltado siquiera. Jon Barry, comentando el partido, exclama “¡esto es una avalancha!“.

2:59: Terrence Jones anota una bandeja tras rebote ofensivo que cierra un parcial de 23-6 para los Clippers en lo que va de tercer cuarto. Hasta ese momento los Rockets habían fallado 16 de sus 19 lanzamientos al aro desde el descanso.

2:33: Chris Paul se va de Prigioni como quien se va de un cono a 10 metros del aro y anota una bella bandeja mientras los Rockets que tendrían que lanzar la ayuda (Dwight y Jones) miraban para otro lado. Si este partido es Titanic, la “reverse layup” de Paul es Leonardo DiCaprio pintándole el pezón a Kate Winslet. 89-70 Clippers.

Captura de pantalla 2015-05-15 a la(s) 13.58.58

1:03: Doc Rivers manda un Hack-a-Howard. Esto es ya por puro vicio. Su equipo va 15 puntos arriba, contra unos Rockets que han metido 4 canastas en 11 minutos de tercer cuarto. Y con Harden en el banquillo, por si no fuese bastante (detalle a recordar para luego). ¿Motivos a favor del Hack? Que Dwight acaba de meter 2 tiros libres seguidos (el segundo a tabla) y es improbable que vaya a repetirlo (spoiler alert: vuelve a meter ambos). ¿En contra? Que Karma-is-a-bitch y que you-don’t-fuck-around-with-the-basketball-gods. (Spoiler alert: Karma wins).

0:00: Un intercambio de triples abiertos entre Terrence Jones y Jamal Crawford cierra un 92-79 Clippers ligeramente más amenazador para los Clippers que la sensación en la pista. Pero sigue siendo igualmente un resultado que parece mucho más suceptible de acabar con Houston 25 abajo que con un final levemente apretado.
 

Cuarto (y último) cuarto

11:33: Chris Paul acaba en el suelo tras robar un balón, y pide un tiempo muerto sólo por evitar el salto entre dos. En ese momento esto deja a los Clippers con 2 tiempos muertos para un último cuarto entero. La normativa de tiempos muertos NBA es un laberinto considerable, pero incluso visto en ese momento y sin saber lo que se avecinaba parece una decisión extraña. En un partido como este cada equipo tiene más de 100 posesiones. ¿De verdad es razonable “perder” un tiempo muerto sólo por proteger una de ellas?

11:33: La televisión muestra este gráfico histórico sobre cómo les ha ido a los Clippers en sus anteriores oportunidades de meterse en Finales de Conferencia.

“Bueno, pero está claro que esto no va a pasar hoy”

En ese momento da la pinta de que simplemente lo tenían preparado y había que sacarlo, porque pegar, no pega en absoluto con el momento del partido. El partido está tan interesante que Jon Barry se pasa un par de minutos hablando sobre la historia de los Buffalo Braves y sus elecciones de draft y tal.

9:58: De repente los Rockets están más activos en defensa. Roban balones, corren… pero siguen fallando tiros. Doc no quiere tonterías y mete a Griffin otra vez en el partido durante unos tiros libres de Chris Paul. 94-82 Clippers.

9:33: Triple de Ariza y la diferencia entre Clippers y Rockets de repente se puede expresar con un único número. Mmmm…

A todo esto, McHale sigue probando a tirar cualquier cosa contra la pared, a ver qué se pega. En este caso pone en pista al quinteto Terry-Brewer-Ariza-Josh-Dwight mientras Harden se toma unos minutos de respiro. Esa es la teoría, al menos.

8:14: Triple de JJ Redick para volver a poner a los Clippers 12 arriba. Griffin siempre ha sido un gran pasador, pero su comprensión de cómo encontrar al tirador abierto cuando la defensa se cierra sobre él ha mejorado de forma espectacular en el último año. 97-85 Clippers

7:50: Triple de Brewer desde la esquina tras un pase tan perfecto como involuntario de un DeAndre Jordan que pretendía salvar un balón por línea de fondo. Si los Clippers querían evitar los triples de Houston, no se les está dando nada bien. 97-88 Clippers

7:38: Austin Rivers mete un 2+1 para que el marcador siga moviéndose de 3 en 3. ¿Es posible que el Game 4 de la serie contra San Antonio marque un antes y un después en la carrera NBA de Rivers? De repente no parece descabellado. 100-88 Clippers

7:29: Otro 2+1, esta vez de Brewer, porque está claro que en este partido ir de 2 en 2 es aburrido. Brewer lleva ya 9 puntos en el cuarto y parece que va con una marcha más que el resto de jugadores. Más aún que de costumbre, quiero decir. 100-91 Clippers

7:00: Josh Smith corta un saque de banda horrendo de Matt Barnes y a continuación mete un triple frontal que de algún modo ni los aficionados Rockets ni los aficionados Clippers querían que se tirase. Otro salto de 3 casillas en el tablero, y de repente los Rockets están en el partido. A Barry se le escapa un “wow“. 100-94 Clippers.

6:47: Los Clippers ejecutan esa jugada que parece imparable cada vez que la hacen: doble bloqueo a Paul de Griffin y Jordan a 10 metros del aro. Paul encuentra pasillo entre la defensa de Houston y mete una bandeja fácil. 102-94 Clippers. Todos tranquilos, que está controlado.

6:25: Otro triple de Josh Smith, porque por supuesto, como a Pierce en Washington, para eso es para lo que le llevaron a Houston. A todos los aficionados NBA menos a los de Clippers y Pistons se les escapa una risita. Los últimos 15 puntos de Houston, obtenidos mediante triples o 2+1. 102-97 Clippers

5:23: Los Clippers ejecutan por 3 veces alguna de sus jugadas favoritas, encontrando un tiro fácil a 5 metros de Paul, un mate de DeAndre y un triple abierto de Barnes. De alguna manera, los fallan todos. Mientras Josh Smith coge el balón en su campo y contra una defensa Clipper colocada penetra como cuchillo en mantequilla y mete una bandeja fácil con su mano buena (la izquierda, según dicen). 102-99 Clippers

4:44: Howard mete un tiro libre tras dos rebotes ofensivos de Houston a triples abiertos de Ariza y Josh (sí, los grandes triplistas también fallan). Los Clippers, y en particular Griffin, parecen completamente exhaustos y no pueden aprovechar los huecos que deja la defensa hiperactiva de Houston. 102-100 Clippers A todo esto, el que fue segundo clasificado en la carrera por el MVP sigue mesándose la barba en el banquillo con el chándal puesto. En este momento Doc Rivers se está acordando de ese tiempo muerto pedido por Chris Paul al inicio del cuarto.

Harden, estirando para volver a sentarse en el banquillo.

Harden, estirando para volver a sentarse en el banquillo.

 

4:22: Griffin fuerza al poste pero su tiro sólo toca aire y tablero. Josh Magic Smith coge el rebote, dirige el contrataque y manda un fantástico pase picado a Brewer que se cuelga del aro. 102-102. TIE GAME. La racha de Houston es de 32-13.

3:42: Corey Brewer mete un triple estratosférico desde la esquina tras un pase no menos estratosférico de Jason Terry. Es el cuarto de los que llevan cinta de pelo en una cabeza casi rapada. 102-105 Rockets

3:04: Terry está defendiendo a Chris Paul de manera impecable a base de bajar un culo que no parece que tenga 37 años. Griffin vuelve a atraer la defensa y encontrar a un tirador solo, esta vez Jamal Crawford. Agua. Los Clippers fallan su séptimo tiro seguido (spoiler alert: vienen más ahora). Mientras tanto, el Josh-sistema le sigue funcionando a Houston. Un tiro libre más, y 102-106 Rockets.

2:27: Tras un ataque horrendo, Paul falla un triple desde la esquina que parece mal tirado desde el momento que sale. En la otra canasta los Rockets hacen un ataque igualmente horrendo pero Terry clava una suspensión a 5 metros tras bloqueo directo y bote al más puro estilo CP3. 102-108 Rockets y tiempo muerto de Doc.

Llegado a este momento uno se da cuenta de que los Clippers no sólo están fallando tiros; no encuentran ninguna opción adicional de anotación. Ni rebotes ofensivos, ni pérdidas forzadas a Houston, ni tiros libres. Pero están a 6 y tienen a los dos mejores jugadores del partido.

2:07: Tras tiempo muerto, los Clippers mueven el balón fantásticamente pero las rotaciones del hiperatlético quinteto de Houston son perfectas y no dejan ningún espacio libre. La jugada acaba con un taponazo de Josh a Griffin.

2:02: Josh Smith coge la bola en su campo y la sube tranquilamente.

1:51: Josh Smith le lanza una patata de balón a Ariza a 9 metros del aro que de algún modo no se convierte en una pérdida. Ariza se la devuelve a Josh.

1:46: Josh Smith está en la línea de triples botando con Jordan al lado, quedan 6 segundos de una posesión horrenda donde los Rockets no han hecho nada… Mmmm, ¿qué pasará?

1:44: Triple limpio de Josh Smith. Hand down, man down. Porque a Josh sólo puedes ralentizarlo, nunca pararlo. El “Ooohh” de decepción incrédula que se escucha en el estadio solo es comparable a la carcajada igualmente incrédula de quienes vemos el partido sin tener caballo en la carrera. 102-111 Rockets.

Venga va, a la 50ª va la vencida.

Venga va, a la 50ª va la vencida.

1:15: Redick falla un triple totalmente abierto, y los Clippers le hacen falta a Josh, que anota uno de los tiros libres. 102-112 Rockets.

En otras palabras, un 18-0 de parcial para Houston, con los Clippers más de 5 minutos y medio sin anotar desde la bandeja de Paul en un momento que ya parece la prehistoria.

0:11: Tras (fundido en negro para evitar hablar de un minuto de faltas, tiros fallados y baloncesto insustancial con el partido terminado), Terry mete un triple más para poner un alucinante 94-119 Rockets en el marcador, que un triple final de Paul reduciría levemente.

En resumen: Desde la increíble bandeja tras giro en el aire de Griffin los Rockets colocaron un parcial de 51-18 a unos Clippers que fallaron 14 tiros seguidos cuando ya olían la primera clasificación de su historia para las Finales de Conferencia NBA.

Próximo episodio: Domingo, Game 7 en Houston. Nadie sabe que puede pasar. Literalmente.
 
Anuncios

One thought on “El cómo se hizo de la remontada de Houston

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s