50-40-90: Las medidas del tirador de élite

Hace años, un sábado noche de mi adolescencia me cogió viendo por televisión el concurso de Miss España. Eran los tiempos del 90-60-90, hasta el punto de que en un cierto momento las participantes dejaban que la organización comprobase sus medidas en directo, delante de toda España. Parecía una manera de comprobar que si de verdad lucían bien en bañador no era por el maquillaje y los efectos televisivos, sino porque sus proporciones se ajustaban al susodicho patrón dorado. Casi todas las concursantes caían centímetro arriba o abajo de este estándar en algún diámetro de las tres alturas clave de pecho, cintura y cadera. Pero de vez en cuando una concursante clavaba el famoso 90-60-90, lo cual producía un murmullo de admiración entre el público asistente.

En la NBA también hay un estándar, un santo grial, en lo que se refiere a eficacia en el tiro: acabar una temporada completa con porcentajes superiores al 50% en tiros de campo, al 40% en triples y al 90% en tiros libres. Es lo que se conoce como el Club 50-40-90. Y es un club de muy difícil ingreso. Sólo 5 jugadores lo han logrado desde 1979, año en que la NBA adoptó la línea de tres puntos.

La mística de este club aumenta cuando se observa que: (1) todos los que pertenecen a él son estrellas NBA consumadas, varias veces All-Star cada una, y (2) los que se quedaron a las puertas del Club, ya fuese por tener un porcentaje ligeramente inferior en alguna categoría, o bien por no haber realizado los suficientes intentos para calificar según la NBA, eran jugadores secundarios en el momento en que casi lo lograron.

Los miembros del Club 50-40-90

Larry Legend antes de un tiro libre

Larry Legend antes de un tiro libre

Larry Bird (1986/87 y 1987/88)

Hay cierta justicia poética en que “El Pájaro” fuese el primero en ingresar en el Club 50-40-90. Bird inició la temporada 1986/87 en la estratosfera baloncestística como indiscutible mejor jugador del mundo: 3 MVPs consecutivos, 3 finales consecutivas y anillos de campeón en el 84 y el 86 lo atestiguaban. Sus registros estadísticos de esa temporada 1986/87 fueron si cabe más mareantes que los años anteriores: 28.1 puntos, 9.2 rebotes y 7.6 asistencias por partido, con 52-40-91% en el tiro. La temporada acabó con la cuarta final consecutiva para los Celtics, donde caerían enfrentados a una gran escuadra Laker y a sus propias lesiones en 6 partidos. Fue ésta la serie del famoso gancho de Magic en el Boston Garden por encima de Kevin McHale y Robert Parish que decidió el clave cuarto partido de la final.

Fascina que la brutal temporada de Bird sólo le generó 1 voto como MVP de los 76 posibles, yendo el resto de ellos a Michael Jordan (10) y Magic Johnson (65). Y es que en 1987 los que para muchos son los tres mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos completaron de modo simultáneo temporadas absurdamente excelentes -Jordan promedió 37.1 puntos, 5 rebotes, 4.6 asistencias y 3 robos, mientras que Magic se llevó el MVP con 24 puntos, 12 asistencias, 6 rebotes y un 52% de efectividad-.

En la temporada 1987/88 Larry volvió a completar registros estadísticos sólo a su alcance: 29.9 puntos, 9.3 rebotes y 6.1 asistencias con 53-41-92% en el tiro. Ese año de su segunda temporada 50-40-90, los Celtics quedaron fuera de la final por primera vez desde 1983, de la mano de los Pistons de Isiah Thomas y compañía.

MARKPRICE_RIGHTONMONEY.jpg=600

Mark Price (1988/89)

Mark Price es uno de los grandes jugadores olvidados de la década de los 80 y principios de los 90. Price era un base blanco con gran visión de juego y un tiro mortal de necesidad, que jugó varias temporadas de grandísimo nivel con los Cavaliers antes de lesionarse de gravedad. Fue 4 veces All-Star, y ganó la medalla de oro en el Mundial de Canadá en 1994.

Tras haber rozado el 50-40-90 en 1987, en la temporada 1988/89 Price promedió 19 puntos y 8.4 asistencias con 52-44-90% de efectividad. La gran temporada de Price llegó a su final con uno de los momentos icónicos de la NBA de los últimos 30 años. Con los Cavaliers ganando a los Bulls por un punto a falta de 3 segundos en el partido final de la serie Clevaland-Chicago de primera ronda, Michael Jordan recibió el balón, se elevó, esquivó el punteo de Craig Ehlo, aguantó una décima más de segundo en el aire mientras se equilibraba, y clavó “The Shot” mientras sonaba la bocina.

Spike Lee en el Madison. Y un tal Reggie Miller tirando un triple junto a él.

Spike Lee en el Madison. Y un tal Reggie Miller tirando un triple junto a él.

Reggie Miller (1993/94)

La historia de Reggie Miller muestra lo complejo que es entrar en el club 50-40-90. Miller jugó 18 temporadas en la NBA. En diez de ellas promedió más del 40% de efectividad en triples. Ocho vieron a Reggie por encima del 90% en tiros libres, mientras que el 50% global en tiros de campo lo logró en 4 ocasiones. Pero fue sólo en la temporada 1993/94 que Miller logró entrar en el Club 50-40-90. Curiosamente, fue ese el año anterior a esa extraña decisión temporal de la NBA de acercar la línea de triple por su parte frontal, hasta equiparar esa distancia a la del triple lateral.

Miller llegó en esa temporada 1993/94 a unos promedios de 20 puntos por partido con 50-42-90% de efectividad. Los Pacers que Miller lideraba cuajaron una gran temporada cuyo punto álgido fue el quinto partido de las Finales de la Conferencia Este antes los Knicks de Pat Ewing. Allí, en el Madison Square Garden, Reggie anotó 25 puntos en el último cuarto, hizo el gesto “choke” reiteradas veces y montó un show de trash-talking con Spike Lee que acabó con Indiana llevándose el partido y poniendo el 3-2 a su favor en la serie. A la postre, los últimos dos partidos serían victorias Knicks, lo que acabó llevando a Riley, Ewing, Starks y compañía a las Finales de la NBA (las cuales perdieron contra Houston).

El rey del Club 50-40-90: Steve Nash.

El rey del Club 50-40-90: Steve Nash.

Steve Nash (2005/06, 2007/08, 2008/09, 2009/10)

Nash es el rey del Club 50-40-90, y sus números hacen hasta que parezca fácil ingresar en él. Entre 1999/2000 y 2009/10, el canadiense se marcó 11 temporadas consecutivas por encima del 40% en triples, las últimas 6 de ellas logrando además una efectividad superior al 50% en tiros de campo. Además, desde 1999 Nash nunca ha tirado por debajo del 88% desde la línea de tiros libres durante una temporada. En total, Nash consiguió 4 temporadas del Club 50-40-90 entre 2005 y 2010. La única en la que no lo logró en ese periodo fue en 2006/07, donde acabó con 53.2% en tiros de campo, 45.5% en triples y 89.9% en tiros libres. Es decir, Steve se quedó a una décima en tiros libres de marcarse 5 temporadas seguidas dignas del Club.

Steve Nash fue además el primer jugador que logró el MVP con una efectividad 50-40-90, en la temporada 2005/06. Una gesta que al año siguiente sería igualada por el que fue su máximo rival para llevarse el MVP -hubiese sido el tercero consecutivo-. Un alemán de 7 pies de altura.

Dirk+Nowitzki+Kevin+Durant+Oklahoma+City+Thunder+cojrWBXxUvgl

Dirk Nowitzki

Dirk parece, al igual que Nash, un contraejemplo a la teórica dificultad de ingresar en el Club 50-40-90. En sus 14 temporadas como profesional, Dirk ha logrado superar el 50% en tiros de campo sólo 2 veces, así como el 40% en triples y el 90% en tiros libres sólo 3 veces cada una. No obstante, eso le bastó para lograr en 2006/07 un 50-41-90% de efectividad que le valió su entrada al Club.

Nowitzki logró el MVP con unos promedios de 24.6 puntos, 8.9 rebotes y 3.4 asistencias, siendo además el líder de unos Mavericks que consiguieron el mejor récord de la NBA, con unas tremendas 67 victorias.

No obstante, la temporada acabó para Dirk y sus Mavs con una de las mayores sorpresas en la historia de los Playoffs de la NBA: los Golden State Warriors los derrotaban en 6 partidos en la primera ronda del Oeste. Era esta la primera vez en la historia de la liga que el cabeza de serie número 1 era derrotado por el octavo en una serie a 7 partidos. Curiosamente, Dirk tuvo que recibir su MVP de manos de David Stern tras esta derrota contra los Warriors, en la que el alemán estuvo muy lejos de su nivel.

Kevin Durant y su elegante tiro.

Kevin Durant y su tiro.

¿Kevin Durant (2012/13)?

Con la mitad de la temporada 2012/13 disputada, Durant promedia 29.5 puntos con 51-40-91% de efectividad. Si fuese capaz de mantener estos números hasta mayo, se convertiría en flamante nuevo miembro del Club 50-40-90, manteniendo además el nivel de excelencia de todos los miembros anteriores.

Durant podría además hacer algo histórico, pues ningún jugador ha conseguido 30 puntos de media por partido con porcentajes 50-40-90 (Bird se quedó en 29.9 puntos en 1988). Del mismo modo, ningún jugador ha logrado el título de máximo anotador de la NBA con una temporada del Club 50-40-90. Durant ha sido el máximo anotador de la NBA las últimas 3 temporadas, y en esta va sólo una décima por detrás del actual líder (Kobe Bryant, con 29.6 puntos por partido).

Los que casi lo lograron

jose

A lo largo de las últimas 30 temporadas varios jugadores han rozado su ingreso en el Club 50-40-90, entre ellos Mario Ellie o Jeff Hornacek. No obstante, los tres casos más interesantes son los de Steve Kerr, José M. Calderón y Ray Allen.

En la temporada 1995/96, Steve Kerr tuvo una increíble efectividad del 51-51-93% en el que fue el primer título de Chicago tras la vuelta de Michael Jordan. No obstante, su volumen de tiro fue demasiado bajo y quedó muy lejos de los mínimos establecidos por la NBA. Kerr promedió 3 canastas por partido y menos de 1 tiro libre, para acabar con 8.4 puntos de media.

Calderón rozó su ingreso en el Club 50-40-90 por dos años consecutivos. En la temporada 2007/08 Calde promedió 52-43-91% para 11.2 puntos por partido, pero sólo anotó 109 tiros libres (el mínimo que la NBA establece para esta categoría es de 125 tiros libres anotados). En la temporada 2008/09 Calderón llegó al mínimo de tiros en las tres categorías, pero mientras que promedió 40.6% en triples y un absolutamente increíble 98.1% en tiros libres (récord histórico de la NBA), en tiros de campo se quedó en un 49.7%. Los duendecillos del Club seguían evitando el ingreso de jugadores que no fuesen estrellas NBA absolutas.

Finalmente, está el caso de Ray Allen. El que para muchos es el mejor tirador de la historia de la NBA, el que más triples ha anotado en la liga, nunca ha hecho una temporada digna del Club 50-40-90. La razón es sencilla. Si bien Ray ha superado el 40% en triples en 7 ocasiones y el 90% en tiros libres en 8, nunca ha sido capaz de tirar por encima del 50% en tiros de campo en una temporada completa. De hecho, sólo en 3 de sus 16 temporadas en la NBA ha sido capaz Allen de superar simultáneamente el 40% en triples y el 90% en tiros libres. Sorprende mucho que Ray nunca haya acabado especialmente cerca del estándar 50-40-90.

En última instancia, el caso de Ray Allen cierra la analogía con el concurso de Miss España. Puede que sus medidas no sean tan ajustadas al estándar dorado del tirador como algunos de los nombres anteriores, pero es difícil justificar que Mario Ellie, Jeff Hornacek o José Calderón sean mejores tiradores que él.

¡Sígueme en Twitter!

Seguir a @NdeBasket
//

Anuncios

7 thoughts on “50-40-90: Las medidas del tirador de élite

  1. Pingback: 50-40-90: Las medidas del tirador de élite | Artículos de Basket

  2. Muy buen articulo. Solo una puntualizacion: Mark Price no gano el oro en Atlanta si no en el mundial del 94 en Canada.
    Un saludo

  3. Tras leer este estupendo artículo me vino a la cabeza John Stockton, pero al ponerme a repasar sus estadísticas en Basketball Reference me he dado cuenta de que nunca llegó al 90 % en tiros libres (el máximo de su carrera fueron 86,3 %). Pero por lo que respecta a tiros de campo y de 3 puntos llegó muchas veces sobrado al 50-40… Lástima de los libres.

    Otro que aunque no fuera NBA era carne de poder acercarse a estos baremos por su siempre perfecta selección de tiro fue Joan Creus.

    Saludos.

  4. ¡Raza blanca, tirador! (excepto Reggie Miller, claro).

    Otro que casi es Jason Kapono, en el 2006-2007 (aunque no llegó al límite de tiros libres anotados).

    Un saludo!

  5. Pingback: 365 noches de basket | Noches de basket

  6. Pingback: La del votante cojo | Noches de basket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s