The Book of Basketball, por Bill Simmons

Hace tiempo que tenía el proyecto de escribir sobre el libro The Book of Basketball de Bill Simmons, y si no lo he hecho antes la culpa (o mérito, según se vea) ha sido principalmente de Gonzálo Vázquez. Me explico. En esta entrevista en JotDown, Gonzalo decía lo siguiente: “cuando en España leas a alguien Simmons esto Simmons lo otro, es que no conoce más.

Y claro, viniendo estas palabras de mi escritor de baloncesto favorito, cualquiera se pone a escribir algo diciendo Simmons esto Simmons lo otro.

Es fácil entender lo que Gonzalo dice. Bill Simmons es uno de los periodistas deportivos más famosos de Estados Unidos, pero no es precisamente el analista más perspicaz de la liga. Su éxito se debe más bien a su carisma y su capacidad de conectar con los fans. Sus artículos son directos, divertidos, y sobre temas interesantes para la gran mayoría de los seguidores de la NBA, pero menos iluminadores -en mi opinión- que los de Henry Abbott, Tom Haberstroh, John Hollinger o Zach Lowe, por decir algunos nombres.

A pesar de ello, el libro de Simmons es especial para mí. Tras casi 15 años desconectado de la NBA, en 2010 seguí las Finales Lakers-Celtics, compré por primera vez el NBA League Pass, descubrí ESPN.com y leí The Book of Basketball. Todo ello me llevó a abrir este blog año y medio después.

Este es el primer post de una miniserie de cinco donde hago mi pequeño tributo al libro que, si bien no siempre me dio las respuestas correctas, al menos me planteó las preguntas y me hizo reír mientras me las planteaba.

Antes de comenzar, una advertencia y una aclaración.

Advertencia: la narración del libro se construye alrededor de anécdotas y datos curiosos. En estos posts contaré varias de ellas, porque no veo cómo hablar de él de otro modo. Pero no os preocupéis: hay tantas que las que yo cuente son, en todo caso, una parte infinitesimal de las que aparecen en el libro. Así pues, que sirva este párrafo como *Spoiler Alert* de todo lo que viene.

Aclaración: El libro está sólo en inglés, y esa es una de las razones por las que estoy escribiendo esto; si no dominas ese idioma y/o te interesa saber alguna cosa concreta aparte de lo que cuento aquí, pregúntame en los comentarios o por twitter (@NdeBasket).

Bill Simmons con Mike Tyson. Viviendo al límite.

¿Qué es “The Book of Basketball”?

“The Book of Basketball” es el homenaje que Bill Simmons hace a la NBA. Es un libro muy personal, entre cuyas páginas se filtra la pasión que su autor siente por la liga. Pero también es un libro muy enfocado hacia su perspectiva subjetiva, hasta el punto de que es difícil explicar el libro sin explicar antes quién es Bill Simmons.

Decía Ramón Trecet en esta entrevista de JotDown, no sin cierto grado de sarcasmo, que un periodista hoy vale su número de seguidores en twitter. Bill Simmons tiene casi dos millones. Y para que un periodista deportivo tenga esa animalada de seguidores, está claro que debe de tener un producto que vender.

Esa es justo la imagen que se me cruza por la mente cada vez que leo o escucho a Bill Simmons: la del típico vendedor de las películas USA. Ese tío sonriente que cuenta historias divertidas sin parar y al que acabas por comprarle su producto de puro carisma que desprende. Cuando Simmons se pone a escribir sobre un tema que tú no controlas, sucede que su estilo es tan divertido y llamativo que te dejas llevar y acabas por “comprar” sus puntos de vista. Sólo momentáneamente en muchos casos, he de decir. Con frecuencia, en cuanto uno repasa alguno de sus argumentos fríamente acaba por decir “esto no tiene sentido ninguno”.

Y ahí está una de las limitaciones del producto Simmons. Si eres capaz de disfrutar la historia que te está contando sin sobremeditar las ideas que circulan por debajo, disfrutarás como un enano. Pero si le dedicas demasiada reflexión, acabarás decepcionado. Se parece en esto a muchas películas de ciencia ficción, en cuyo visionado puedes tomar dos caminos. Uno, relajarte y disfrutar. Otro, ponerte a analizar los eslabones débiles de su lógica interna, y aumentar tus posibilidades de decepción.

¿Chamberlain o Russell? Uno de los temas de “The Book of Basketball”

The Book of Basketball tiene 700 páginas, repartidas entre un prólogo, 13 capítulos y un epílogo. Así que…sí, habla de muchas cosas. Entre las más interesantes están los temas de los 4 posts que continúan esta serie:

  1. ¿Quién fue mejor, Wilt Chamberlain o Bill Russell? (Nota: se me olvidó decirlo. Bill Simmons es un seguidor Celtic a muerte. ¿Por qué lo he recordado justo en este momento? Cualquiera sabe…).
  2. ¿Cómo ha llegado la NBA hasta donde está ahora? Un repaso rápido (oye, sólo 73 páginas) por la historia de la NBA como liga.
  3. “El capítulo más valioso”. Donde Simmons analiza todas y cada una de las elecciones de MVP en la historia de la NBA, y nos dice cuáles fueron justas, cuáles injustas y cuáles un atentado contra el sentido común.
  4. La Pirámide.

Lo de la Pirámide merece un comentario aparte, pues es el apartado más significativo (y extenso) de The Book of Basketball. La Pirámide es la lista personal de Simmons de los 96 jugadores más importantes de la historia de la NBA.

Ordenados desde el 96 hasta el 1 como si fuese una macro-lista de los 40 principales.

En efecto, Simmons tiene la osadía de posicionarse en cuestiones como si Charles Barkley fue mejor o peor que Karl Malone, o si Dominique Wilkins tuvo mejor carrera que Gary Payton, por poner un ejemplo.

¿Magic o Bird? Simmons pone en su Pirámide a uno por encima del otro.

De hecho, Simmons tiene la osadía de posicionarse sobre prácticamente todo, como muestran las siguientes preguntas que en algún momento responde.

¿Cuál es el mejor equipo de zurdos de todos los tiempos? ¿Y el equipo de “blancos que juegan como negros”? ¿Qué jugador deberíamos clonar primero para obtener el jugador de baloncesto perfecto? ¿Y el último? ¿Qué jugador tiene el tiro más elegante? ¿Y el menos elegante? ¿Cuáles son los nombres de jugadores NBA que mejor funcionarían como nombre de actor porno?

En fin, os hacéis una idea.

¿Es Shawn Marion el jugador con la peor mecánica de tiro de toda la NBA?

El libro también trata con profundidad (léase, con extensión) algunas preguntas interesantes en las que no entraré en esta serie, como por ejemplo cuáles fueron los mejores equipos en la historia de la NBA. ¿Fueron los Bulls del 97? ¿O los Celtics del 86? ¿Los Lakers del 87? ¿O bien los Sixers del fo-fo-fo del 83?

Concluyo esta introducción a la serie con dos apuntes transversales sobre The Book of Basketball.

El primero es que el libro está plagado de notas a pie de página. Corresponden a las veces que Simmons dice “estaba hablando de otra cosa, pero se me ha ocurrido algo al hilo, y no me voy a quedar sin contarlo”. Son muy adictivas.

El segundo es que el estilo de Simmons incluye referencias constantes a la cultura pop: películas, discos, series o programas de televisión, e incluso ocasionales disgresiones de temática sexual (impagable la historia sobre Kobe Bryant, David Stern y el concepto de un trinity).

En resumen, creo que una vez se conoce la letra pequeña explicada arriba, The Book of Basketball es un libro estupendo. Sobre todo para los no versados en la historia global de la NBA (entre los que me encuentro).

¿Qué opináis del libro los que lo habéis leído?

Enlaces a la mini-serie de posts sobre The Book of Basketball:

1) The Book of Basketball, por Bill Simmons. Pincha aquí.
2) The Book of Basketball: Russell fue mejor que Chamberlain. Pincha aquí.
3) The Book of Basketball: ¿cómo ha llegado la NBA hasta aquí? Pincha aquí.
4) The Book of Basketball: la letra pequeña de ser MVP Pincha aquí.
5) The Book of Basketall: La Pirámide.

¡Sígueme en Twitter!

Seguir a @NdeBasket
//

Anuncios

8 thoughts on “The Book of Basketball, por Bill Simmons

  1. Pingback: The Book of Basketball: Russell fue mejor que Chamberlain « Noches de basket

  2. Hola:
    este tipo Simmons es un poco como Andrés Montes, pero algo más bestia, no?
    Un saludito, y gracias por el post!

  3. Pingback: The Book of Basketball: ¿cómo ha llegado la NBA hasta aquí? « Noches de basket

  4. Pingback: The Book of Basketball: la letra pequeña de ser MVP « Noches de basket

  5. Buenas, cómo va? mi nombre es Leandro, de Argentina. Fan de la NBA desde muy pequeño. Primero que nada, felicitaciones por los artículos y el blog.
    Este año he tenido el inmenso placer de leer “The Book Of Basketball” y si bien mi historia con la NBA lleva muchísimos años, ha sido una iluminación y un despertar. Considero fundamental su lectura para todos los apasionados del deporte. Si bien se puede coincidir o no, pone en el tapete muchos años de historia y trata de establecer comparaciones bien fundamentadas. Creo que el libro es totalmente subjetivo (si bien la subjetividad acompaña cualquier actividad social del hombre) y ahí radica su riqueza, porque Simmons lo deja bien en claro desde el principio. Es un orador implacable y eso hace que muchas veces te convenza y te deje una sonrisa en la cara.
    Por supuesto hay analistas más literatos o más profundos o más enfocados en el juego en sí, pero Simmons ofrece una mirada pop que abre el juego a mucha gente que gusta de la NBA pero no es conocedora de los fundamentos del juego.
    En fin, me alegra saber que hay más lectores que han disfrutado el libro tanto como yo, por eso se hace con los best seller, no?
    Quizá (y agradezco a la universidad por esto) deba suspender un poco mi sentido crítico y dedicarme a disfrutar…
    Por otro lado te pregunto, con qué puntos de vista no estás de acuerdo? simplemente como curiosidad y para debatir un poco…
    Gracias por los artículos.
    Saludos
    Leandro

    • Hola Leandro, muchas gracias por comentar.

      Sí que es cierto que aunque me meta a menudo con Simmons disfruté muchísimo su libro. Creo que es un gran libro sobre todo si sigues la NBA sin demasiada exhaustividad, porque te plantea muchísimas cosas. Tanto centrales como absolutamente secundarias.

      ¿En qué no estoy de acuerdo? Para empezar en el capítulo Russell vs Chamberlain. No digo que esté en desacuerdo con su tesis (Russell>Chamberlain), simplemente creo que los datos y argumentos que usa son muy malos. Por ejemplo, cuando dice que Russell no tenía tan buen equipo alrededor como parece, va haciendo la cuenta según más le interesa (Hall of Famers, All-NBA, etc). Hablo de memoria, pero dice que Chamberlain jugó con los mismos HOFs que Bill, pero si uno lo comprueba ve que Russell jugó más temporadas con ellos que Wilt. Es sólo un ejemplo. Hay muchos más.

      Otro capítulo que me parece divertido pero sin ninguna sustancia es el “What if?”. Quiero decir, es imposible medir el potencial de un jugador según sale del instituto. Me hace gracia que ciertas elecciones sean buenas para todo el mundo el día del draft, y cuando salen mal la culpa sea del equipo (véase Derrick Williams en Minnesota, al que muchos ponían nº1 del draft 2011 por encima de Irving).

      Por otra parte, su lista de “el mejor equipo del mundo” empieza con los Celtics de 1986. Es algo muy discutible, a la vista del dominio absoluto de los Bulls de las 72 victorias. Pero es lo de siempre, en cada equipo hay cosas buenas y cosas malas. Dependiendo de cómo cuentes una u otra cosa puedes defender un punto de vista u otro, pero eso no significa que tengas razón.

      También creo que sus argumentos para colocar a cada jugador en la pirámide son muy flojos. Pero en realidad es algo que entiendo. Quiero decir, que la pirámide es más una excusa para hablar de los jugadores más importantes y decir más o menos cuáles lo fueron más que otros. Por ejemplo, si te lees lo que escribe de Shaq te da la sensación de que debería ir varios puestos más abajo. Pero es imposible bajarlo más; el dominio de Shaq a principios de los 2000 era brutal. Por mucho que no metiese los tiros libres.

      En general mi sensación es que a veces le importan las estadísticas y a veces no. Lo mismo que los anillos, los MVPs, la capacidad defensiva y cosas parecidas. Según quiera construir su argumento enfatiza una y se olvida del resto. Pero para mí está bien. El resultado es un libro muy fácil y divertido de leer, sobre todo si no le haces mucho caso en sus arrebatos de “yo tengo la verdad sobre el asunto”.

  6. Pingback: The Book of Basketball: las 33 victorias seguidas de los Lakers | Noches de basket

  7. Pingback: ¡Mira mamá, salgo en Solobasket! | Noches de basket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s