Los 10 momentos clave de los Playoffs 2012

¿Qué es lo que más recuerdas de los Playoffs 2012 en la NBA?

Esta es nuestra lista de los 10 momentos clave de los Playoffs 2012. Ordenados de menor a mayor importancia. ¿Se te ocurre algún otro?


10.
La remontada imposible de los Clippers.

Lo que pasó: Los Grizzlies iban ganando su primer partido de playoffs a los Clippers por 24 puntos a falta de 8 minutos. Pero en la NBA los partidos no duran 40 minutos. De repente, los Clippers se marcaron un parcial increíble de 26-1 para acabar llevándose el choque.

Lo que significó: Los Grizzlies perdieron toda la confianza que traían desde los Playoffs de 2011. Tras una durísima serie, los Clippers se llevaron la eliminatoria en 7 partidos y pasaron a semifinales de conferencia muy mermados físicamente para ser barridos por San Antonio. Recordemos que fue Memphis -sin Rudy Gay- quien eliminó a los Spurs en primera ronda de 2011. La victoria Clipper nos dejó sin esa revancha San Antonio vs Memphis.

9. Pau Gasol, grande otra vez en un Game 7

Lo que pasó: Tras la peor actuación de su carrera NBA en el Game 6 de primera ronda ante Denver (3 puntos y 3 rebotes con 1/10 en tiros), Pau Gasol hizo un gran partido para que los Lakers avanzasen a las semifinales de conferencia. Acabó con 23 puntos, 17 rebotes, 6 asistencias y 4 tapones, completando la jugada clave que cambió el partido: ¡6 rebotes ofensivos en 6 segundos! Podéis ver la secuencia completa en: http://www.youtube.com/watch?v=qccZ4eF_55E

Lo que significó: Una eliminación en primera ronda del equipo angelino hubiese podido afectar profundamente a lo que hemos vivido este verano con los fichajes de Nash y Howard. Quién sabe. Lo que sí es cierto es que la victoria Laker nos privó de una brutal eliminatoria entre OKC y Denver: en un Thunder-Nuggets de Regular Season los Thunder se impusieron 124-118 a los Nuggets tras una prórroga, en un partido donde Durant metió 51 puntos, Westbrook hizo 40, e Ibaka logró un triple doble.


8. Durant hunde a los Lakers

Lo que pasó: Kevin Durant anotó un triple en el Staples Center a falta de 13 segundos para poner a Oklahoma por delante y colocar el 3-1 en la eliminatoria Thunder vs Lakers. Fue el final de una tremenda remontada de OKC, que perdía por 13 puntos a falta de 8 minutos en cancha ajena.

Lo que significó: Era el tercer partido seguido entre Thunder y Lakers que se decidía en el último minuto. Una victoria Laker hubiese puesto la serie 2-2 de vuelta a Oklahoma City. Aunque los Thunder seguían siendo favoritos, los Lakers de Kobe y Gasol siempre han sacado esa situación adelante. En vez de eso, OKC ganó el siguiente partido y pasó a las Finales de Conferencia por 4-1.


7. Esas cosas que hace Pierce

Lo que pasó: Con la final del Este empatada a 2 y los Celtics uno arriba a falta de 50 segundos en el quinto partido en Miami, Paul Pierce clavó un triple lejano sobre LeBron James. 3-2 para los Celtics con el siguiente encuentro en el Garden. Fue uno de esos partidos en los que Pierce no mete una (entre él, Rondo y Allen acabaron con 11 de 43 en tiros de campo) hasta que llega la que tiene que meter.

Lo que significó:
Tras perder los primeros dos partidos en Miami, los de Boston ganaban a los Heat tres veces seguidas y se colocaban a un partido de meterse en la final. Por desgracia, se les cruzaría el mejor jugador del mundo para evitarlo.


6. Derrick Rose se rompe

Lo que pasó: Chicago tenía el mejor balance de la NBA, y era -con Miami- el gran favorito para plantarse en las Finales representando al Este. En los últimos minutos del primer partido de Playoffs contra Philadelphia, y con el partido ganado, Derrick Rose apoyó mal la pierna rompiéndose el ligamento de la rodilla. Fin de la temporada para él.

Lo que siginificó: Con su gran estrella lesionada, los Bulls acabarían cayendo ante Philadelphia por 4-2. La lesión de Rose fue la más importante de una plaga que asoló la conferencia Este, y que se llevó por delante entre otros a su compañero Joakim Noah, a Dwight Howard (que no jugó ni un minuto de Playoffs), a Al Hortford, Ian Shumpert, Chris Bosh o Avery Bradley.

5. LeBron y Wade al rescate en Indiana

Lo que pasó: Indiana dominaba ante Miami la semifinal de conferencia por 2-1 y jugaba en casa. Chris Bosh estaba lesionado y Wade venía de jugar uno de sus peores partidos como profesional (5 puntos, 5 pérdidas de balón). Aunque empezó fatal, Wade se rehizo y terminó con 30 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias. Al mismo tiempo, LeBron hizo uno de los mejores partidos de playoffs de su vida para acabar con 40 puntos, 18 rebotes y 9 asistencias. El dominio de LeBron y Wade fue tal que sólo 3 canastas de Miami en todo el partido no fueron anotadas o asistidas por LeBron o Wade. Demasiado para los Pacers.

Lo que significó: de haber ganado Indiana (que fue por delante gran parte del partido), Miami hubiese tenido que remontar un 3-1 adverso, sin Bosh y sin factor cancha. Sólo ocho veces en toda la historia de la NBA se ha remontado un 3-1. Tras la derrota, Indiana perdió inercia y Miami ganó los dos partidos siguientes, pasando a las Finales de Conferencia.


4. Westbrook en estado puro

Lo que pasó: Muchísimas cosas. Tras ir perdiendo por 17 puntos en el Game 4 de las Finales, los Heat remontaron hasta lograr una cómoda renta de 8-10 puntos…y entonces LeBron se lesionó. De la mano de un increíble Westbrook (43 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias, 20/32 en tiro) OKC volvió a ponerse por delante. LeBron regresó a la pista y casi sin poder correr clavó un triple a 2:50 del final que colocaba tres arriba a los Heat y les daba el control. A falta de 17 segundos, con Miami ganando de 3 y su reloj de posesión a punto de agotarse, Westbrook hizo una inexplicable falta a Chalmers que lo llevaba a la línea de personal. Partido para Miami.

Lo que significó: La victoria de Oklahoma hubiese empatado a 2 la eliminatoria devolviéndoles el factor cancha, algo importantísimo por lo difícil que es ganar en OKC. Sin embargo, la ventaja de 3-1 para Miami iba a permitir a los Heat conseguir el campeonato en el siguiente partido jugando en casa. También fue el enésimo ejemplo de cómo a Westbrook no se le perdona casi nada; pese a su tremendo partido le tocaba el papel de villano.


3. Un trueno en San Antonio

Lo que pasó: Un triple de Harden a falta de 30 segundos que entró, uno de Ginobili a falta de 4 segundos que no, y los Thunder se llevaban el quinto partido de la final de la Conferencia Oeste en San Antonio. Conseguían así adelantarse en la serie por 3 a 2 y la oportunidad de meterse en las Finales si ganaban el siguiente partido en casa.

Lo que significó: Los Spurs se habían puesto 2-0 en la eliminatoria con una de las más increíbles rachas de la historia de la NBA: 20 victorias consecutivas, 8 de ellas en Playoffs. A partir de ahí, perderían 4 partidos seguidos ante los Thunder y serían eliminados. De haberse llevado este partido San Antonio, hubiese tenido todos los números para meterse en las Finales. Hay que destacar que los puntos fuertes de los Spurs -pase extra, tiro de tres puntos- fueron las mayores debilidades de la defensa de Miami durante toda la temporada. Probablemente San Antonio suponía un reto más difícil para los Heat que Oklahoma.

2. El tiro que no entró de Durant

Lo que pasó: Segundo partido de las Finales. Con su equipo 2 puntos abajo y 10 segundos por jugar, Durant recibe cerca del aro, tira mientras recibe un contacto de LeBron (¿falta?) … y falla. Partido para Miami y serie empatada a 1. (Nota: Durant no se quejó cuando le preguntaron por la falta en la rueda de prensa: “Man, I just missed the shot” dijo).

Lo que significó: Miami no tenía ventaja de campo, así que necesitaba “robar” un partido en Oklahoma, algo tremendamente complicado (los Thunder llevaban un récord perfecto de 9-0 en casa en los Playoffs). Ganar el partido les permitió cerrar la eliminatoria en Miami. Si los Thunder se hubiesen puesto 2-0 antes de ir a Miami…en fin, quién sabe.


1. LeBron roza la perfección en el Garden

Lo que pasó: Uno de los partidos que definirán la carrera de LeBron. Game 6 en Boston con la eliminatoria 3-2 para los Celtics. En un encuentro donde la derrota suponía la eliminación, en el pabellón de sus pesadillas (el TD Garden de Boston) y ante la gran defensa Celtic, LeBron consiguió 45 puntos, 15 rebotes y 5 asistencias con 19/26 en tiro. Además de secar a Pierce en defensa. Imparable. Todo lo que Boston intentó para frenar a LeBron fue inútil, y los Heat se llevaron con autoridad el choque.

Lo que significó: Miami evitaba irse a casa con las manos vacías. Los Heat ganarían posteriormente el Game 7 en casa, metiéndose así en las Finales de la NBA contra los Thunder. A nivel personal, LeBron dejaba atrás los fantasmas de las últimas dos temporadas, en las que en los momentos decisivos de los Playoffs rindió muy por debajo de su nivel. A partir de ahí, LeBron mantendría un altísimo nivel de excelencia para lograr el anillo y el MVP de las Finales.

¿Nos hemos dejado alguno?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Sígueme en Twitter!

Seguir a @NdeBasket

Anuncios

One thought on “Los 10 momentos clave de los Playoffs 2012

  1. Pingback: 365 noches de basket | Noches de basket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s