La rebelión sinfónica de los Spurs

En Europa solemos ver el juego NBA con recelo. Sí, ellos son más rápidos, más fuertes y más altos. Tienen más técnica y fundamentos. Son mejores y nos ganan prácticamente siempre. Pero nosotros sabemos jugar al BALONCESTO (así, en mayúsculas) mejor. O al menos, eso opinan muchos.

Es como si un amigo te presenta a su nueva novia, que está espectacular: alta, guapa, inteligente y divertida. Pero tú empiezas a buscarle fallos para acabar diciendo “pues la verdad, me gusta más la mía”.

En baloncesto, los fundamentos básicos del juego colectivo son sencillos, y se enseñan desde pequeño: no botes mucho, pasa al hombre abierto, tira si estás solo, dale el balón a los pivots, ocupa el espacio libre, corta hacia canasta cuando tengas pasillo, etc.

En el baloncesto FIBA estos principios se siguen manteniendo en lo fundamental hasta la categoría profesional. Los equipos mueven el balón buscando que uno de los 5 atacantes pueda tirar en una posición de alto porcentaje para él.

¿Sencillo, no?

Pues en la NBA la situación es distinta.

Según llegan los momentos apretados del partido -y a menudo mucho antes- , el equipo le da la bola a su estrella y le hace un aclarado para que se la juegue. Esto es posible en gran medida gracias a la regla NBA de los 3 segundos defensivos, que desincentiva el juego colectivo y premia la capacidad y el talento individual del jugador. Pero también es una cuestión de jerarquía interna de los equipos NBA.

Por ejemplo, Kobe decía el año pasado “I eat first, then Gasol, then the rest”. También decía sobre los últimos 5 minutos de partido “this is when I go to work”. Traducción: “si crees que te voy a dejar jugarte un tiro en un final de partido, la llevas clara”.

El resultado de este tipo de juego es un montón de posesiones donde 4 compañeros miran desde las esquinas cómo su jugador estrella se lanza contra la defensa rival a ver si puede anotar. Un modelo que puede terminar siendo bastante aburrido, y que los forofos del baloncesto FIBA critican ferozmente.

La disfuncionalidad anterior no es necesariamente mala. A fin de cuentas, ¿qué prefieres? ¿Un triple de Durant con el defensor punteándole, o un tiro solo a 5 metros de Kendrick Perkins? El año pasado Miami estuvo a punto de ganar el anillo con su Big Three y un puñado de tiradores y especialistas defensivos, y la sorpresa fue que perdieron, no lo contrario.

Pues bien, este año un equipo NBA se ha rebelado contra este estrella-sistema, convirtiéndose en visionado obligatorio para quienes prefieran el baloncesto FIBA al NBA por los motivos anteriores.

Los San Antonio Spurs.

Ver un ataque estático de los Spurs es como una sinfonía. Balones a los pivots para que distribuyan desde el poste alto. Cortes constantes de los aleros por debajo del aro. Pick and rolls del base con un pivot cuyo objetivo principal es pasar a un tercer jugador de apoyo. Básicamente agitan y menean a la defensa hasta que está en su punto, y acaban con alguien tirando un triple más solo que la una, con un floater sencillo a 3-4 metros de Parker, o con un tiro debajo del aro. Y lo hacen no sólo al principio del partido, sino también en las posesiones clave. Y al parecer, sorprendentemente…¡les funciona!

Belleza. Espectáculo. Conexión.

Los Thunder me recuerdan a los Oasis del “Definitely Maybe”, con el combo Noel-Liam Gallagher (Durant-Westbrook) llevando con sus genialidades el peso del grupo. Los Lakers son Dire Straits -y no necesito explicar quién es Mark Knopfler, ¿verdad?-. ¿Los Heat? Quizás los Beatles, por el dúo Lennon-McCartney con un tercer invitado de lujo (Harrison/Bosh) de vez en cuando.

Pero cuando veo a San Antonio suena en mi cabeza Pink Floyd. Suena King Crimson. Suena una gran banda sinfónica donde las guitarras y la voz dejan el protagonismo a los teclados, los bajos o la percusión dependiendo del momento de la canción.

A los Spurs todavía les quedan unas pocas actuaciones antes de terminar su gira esta temporada. No te quedes sin verlas. Es un consejo.

Anuncios

One thought on “La rebelión sinfónica de los Spurs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s