Premios de final de temporada

Al mundillo NBA le encanta dos cosas de las que pasamos bastante en el basket europeo: las estadísticas avanzadas (¿qué porcentaje de acierto tiene LeBron cuando juega en el poste bajo por el lado de la izquierda?), y los premios extraños. Aquí hasta hace poco elegíamos al mejor jugador, al mejor quinteto y arreando (aunque ahora la Euroliga tiene bastantes más galardones, e incluso la ACB le da el premio de mejor entrenador básicamente al que gane más partidos). Allí tienen premios tan exóticos como el “Premio a la cuidadanía”, ganado por Ron Artest el año pasado, o el “Premio al mejor directivo del año”.

En todo caso, elegir a los premiados es bastante divertido, sobre todo porque no hay unos criterios claros para hacerlo, y se juntan pensamientos como: “¿He de elegir a quien yo votaría o a quien creo que va a salir elegido?”. “¿Al mejor jugador, al que mejor ha jugado o al que ha sido más valioso para su equipo?” “¿Qué quiere decir mejor defensor, a la vista de que en cada posición se defiende de una manera distinta?”. Y así una detrás de otra.

Pues eso, que como es divertido, a continuación propongo a mis premiados. Dos advertencias: 1) voy a intentar adivinar lo que va a salir, pero iré haciendo comentarios sobre lo que personalmente me parece cada elección. 2) hay premios de los que no voy a decir nada, porque me parecen más de relleno que otra cosa (¿quinteto ideal de novatos? ¿SEGUNDO quinteto ideal de novatos? ¿segundo equipo ideal defensivo? Ainss, qué pereza).

Sin más dilación, estos son los galardones, ordenados de los más “cantados” a los más abiertos.

1. Mejor sexto hombre. Lo que quiere decir “mejor reserva”, como el Ribera de Duero. Ya de primeras, este premio no tiene mucho sentido; bastaría con que al entrenador le dé por sacar a Durant o a LeBron de reserva para que no haya discusión posible. Y además, lo que importa no es quién empiece sino quién acaba los partidos apretados. En todo caso, este año va a ganar el barbudo James Harden, de Oklahoma City. Que por cierto, se juega todos los finales apretados de OKC. Fear the beard!

¿Merecido? Completamente. En un equipo que tiene a Durant y Westbrook, Harden es a veces la primera opción de ataque incluso con ellos en la pista y en los momentos calientes del partido. Y ese pedazo de barba se merece puntos de estilo.

2. Novato del año.  Esta era una de las carreras más interesantes hasta que Ricky Rubio se lesionó, dejándole el título en bandeja al número 1 del draft, Kyrie Irving, de los Cleveland Cavaliers.

Irving en el final de un partido apretado: una de las delicias de la temporada

¿Merecido? Absolutely. No me he visto ni un partido entero de Cleveland esta temporada, porque el mundo exterior es bello y los Cavaliers no. Pero cada vez que jugaban seguía el siguiente algoritmo: a) Cerciorarme de que Irving jugaba. b) Poner el vídeo a 5-6 minutos del final y ver si el partido estaba igualado. c) Si los dos casos anteriores se daban, sentarme tranquilamente y ver cómo Irving se fundía al equipo rival. No fallaba.

El problema es que estos partidos no han sido muchos, por un lado porque Cleveland es una banda y casi nunca llega a un final apretado, y por otro lado porque Irving se ha perdido un huevo de partidos. Por dejar claro esto: Ricky ha jugado sólo 9 partidos menos que Irving hasta la fecha. Aun así, Irving ha sido claramente superior a los otros rookies destacados, como Faried, Leonard o Thomas.

3. MVP (Jugador más valioso).  Este es el mejor ejemplo de que en realidad no se sabe qué hay que valorar. Los dos mejores jugadores este año han sido LeBron James y Kevin Durant, en algún orden. Ambos juegan de alero (de 3, vaya), son espectacularmente atléticos y hacen bien básicamente todo. Además, sus equipos tienen esencialmente las mismas victorias y derrotas. Durant es más joven y con mayor progresión, mientras que LeBron ya está totalmente consagrado y ha ganado el MVP en dos de los últimos tres años. LeBron defiende y pasa mucho mejor que Durant. Durant tira a canasta mucho mejor que LeBron. Aun así, LeBron sólo anota un punto menos que Durant por partido, y su porcentaje de tiros de campo es mejor. Leyendo esto, uno diría que LeBron lo tiene hecho, pero hay un par de detalles que hacen la carrera más apretada.

Uno de ellos es que Durant cae mejor que LeBron. Durant es un boy-scout: trabaja duro, no dice nada polémico, e incluso lleva una mochila escolar a la espalda en las ruedas de prensa. Hasta ha dicho públicamente que LeBron debería ganar el MVP. A LeBron le dan caña por todo, sobre todo desde “The Decision”, el show televisivo donde anunció en directo que se iba a Miami, tratando de malos modos a su equipo anterior, Cleveland. Hace un par de días Durant tuvo el último tiro para ganar a los Lakers; esperó hasta casi el último segundo y se tiró un triple tras un paso atrás…que falló. Al final ganaron los Lakers, pero nadie se metió con Durant. Cada vez que LeBron falla en una posesión decisiva, le llueven palos por todos lados. Ya lo dije en un post anterior: cómo nos gusta meternos con LeBron, sobre todo cuando no tenemos razón. (Nota al margen: a mí Durant también me cae mejor que LeBron).

La segunda ventaja de Durant es la novedad. LeBron ya tiene dos MVP’s, y un tercero lo pondría a la altura de Larry Bird, Moses Malone o Magic Johnson en esa categoría. Mucha gente piensa que es demasiado para alguien sin anillo que echarse al dedo. Además, siempre es más “guay” votar al nuevo que al que ya está establecido.

En definitiva, yo creo que va a ganar LeBron, que además es a quien yo votaría, pero creo que la votación va a estar más apretada de lo que debería.

4) Entrenador del año. Como no soy técnico, lo único que puedo hacer es ver qué equipos han rendido por encima de las posibilidades que en principio tenían a la vista de sus jugadores, lesiones, etc. y concluir “ah, pues debe ser que el entrenador es bueno”. Y curiosamente, creo que este galardón funciona bastante así. Si no, no se entiende que tanto Phil Jackson como Greg Popovich tengan sólo un premio cada uno. Este año podría haberlo ganado Rick Adelman (Minnesota), si Ricky no se hubiese lesionado. Dos buenos candidatos son Vogel (Indiana) y Hollins (Memphis), pero yo diría que la cosa está entre Tom Thibodeau (Chicago) y Greg Popovich (San Antonio). Thibodeau lo ganó el año pasado como reconocimiento a que Chicago había hecho la mejor temporada regular del año, con una gran defensa y un Derrick Rose espectacular, que acabó ganando el MVP. Este año Rose se ha perdido 1 de cada 3 partidos, y Chicago ha quedado básicamente igual. ¿Moraleja? “Si se lo dimos el año pasado, pues este año con más razón”. El único problema con esa elección es que San Antonio ha conseguido el mejor balance victorias/derrotas del Oeste mientras Popovich se dedicaba a rotar a sus titulares para que llegasen más frescos a los playoffs. Tanto es así que en la estadística oficial de un partido, cuando tuvo que poner la razón técnica por la que algunos jugadores no habían participado (esguince de tobillo, rodilla inflamada, etc), cuando llegó a Tim Duncan escribió “Old”. Un cachondo, el Popovich. Yo creo que se lleva el premio al entrenador del año. Y después de ver cómo juegan los Spurs y el rendimiento que le ha sacado a jugadores “de relleno” como Gary Neal, Danny Green o Matt Bonner, también creo que se lo merece. Aunque de entrenadores yo no tenga ni idea.

5) Mejor defensor del año. Pasapalabra. No sé ni por dónde empezar. Bueno,  por dónde empezar sí. El ganador probablemente va a salir del siguiente grupo: LeBron, Dwight Howard, Serge Ibaka, Andre Igoudala, Tony Allen, Luol Deng, Tyson Chandler y Kevin Garnett. “No jodas, Sherlock” estaréis pensando algunos. Pero es que de verdad que está muy abierto. Howard ha ganado las últimas tres ediciones, pero este año no ha estado tan bien. Ibaka es el líder en tapones de la NBA con mucha diferencia, pero es regulero defendiendo el uno contra uno. Garnett es el líder de la espectacular defensa Celtic, pero tardó bastante en empezar a jugar bien. Igoudala, Deng y Allen son tres de los mejores defensores exteriores, especialmente en el uno contra uno, pero quizás estén a un nivel un pelín más bajo que otros. LeBron ha defendido desde bases hasta pivots, y entre sus actuaciones defensivas espectaculares está su partido contra los Lakers, defendiendo a Gasol. Pero no es un especialista defensivo, y eso creo que juega en su contra para este premio. Finalmente Chandler ha cambiado toda la actitud defensiva de los New York Knicks, como hiciera la temporada pasada con Dallas. Esta temporada New York ha defendido. Incluso cuando el entrenador era D’Antoni. Yo se lo daría a LeBron o Chandler, pero no sé a quién se lo darán.

6) Quinteto defensivo del año. Aquí me voy a mojar, pero haciendo trampa. Si se elige en plan 2 bases/escoltas, 2 aleros/ala-pivots y 1 pivot, mi quinteto sería Rondo-Allen-LeBron-Ibaka-Chandler, y creo que de hecho puede ser el que salga. Ahora bien, si “vale” pasar un alero al puesto de base/escolta, quizás se quede como Rondo-Deng-LeBron-Ibaka-Chandler. Otros que podrían entrar son Josh Smith, Igoudala, Howard o Garnett.

7) Jugador más mejorado. Este es otro de esos premios estupendos donde no se sabe qué valorar. Si es “tío que no jugaba y ahora resulta que era bueno pero nadie se había dado cuenta”, debería ser para Jeremy Lin. Si es “tío que jugaba regulero, y esta temporada se ha salido”, tenemos a Ryan Anderson (Orlando), Ersan Illyasova (Milwaukee) o Goran Dragic (Houston). Y si el criterio es “tío que era bueno pero esta temporada ha sido el amo”, los candidatos claros son James Harden y Andrew Bynum. Personalmente, yo se lo daba a Bynum porque creo que Harden era ya buenísimo el año pasado; el grupo Anderson-Illyasova-Dragic es el caso típico de “acabo contrato este año, así que este es el momento de jugar que te cagas para conseguir un contratazo en verano” y no me convence como elección. Y finalmente, el problema de Jeremy Lin es que ha jugado sólo 36 partidos. Personalmente, yo vería como lo normal que se lo diesen a Lin (por el increible follón mediático que generó), a Bynum (por demostrar por fin que es tan bueno como él se creía), o a Harden (por ser el tío al que el equipo contrario no quiere ver ni en pintura). Pero mi voto va para Bynum.

8) Equipo ideal NBA. Este es uno de los galardones más divertidos, en plan “¡haz tu propio equipo!” Hace un mes y medio tenía clarísimo todo. En particular, que el primer equipo estaría formado por Chris Paul, Kobe Bryant, LeBron James, Kevin Durant y Dwight Howard. ¿Ahora? No lo tengo tan claro. Paul ha hecho una temporada a la altura de sus temporadas más brillantes, y ha cambiado la dinámica de un equipo perdedor como los Clippers. Pero Tony Parker ha hecho un temporadón espectacular. Los Spurs están como número 1 del oeste principalmente gracias a él y a su modo de mover a todo el equipo en ataque. Por otra parte, el show que Howard ha montado esta temporada fuera de la pista ha hecho que no haya jugado tan bien. Probablemente se lleve bastantes votos para el primer equipo Bynum o incluso Chandler, y no me extrañaría que hubiese alguno para Kevin Love, aunque no sea pivot. En última instancia, tras pensarlo me quedo con el equipo que tenía en mente hace mes y medio, pero ya con bastantes más dudas.

Los otros dos equipos ideales:

Segundo equipo: Parker-Wade-Anthony-Love-Bynum

Tercer equipo: Nash-Westbrook-Pierce-Griffin-Chandler

Se quedan fuera por los pelos: Rondo, Aldridge, Harden, Garnett, Deng, Nowitzki, Duncan, Pau y Marc.

¿Qué opináis? Hoy acaba de terminar la liga regular, así que aún os podéis mojar :-).

Anuncios

One thought on “Premios de final de temporada

  1. Pingback: La primera ronda en sorbitos, parte 2 « Noches de basket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s