La primera entrada

Cada blog tiene una historia en su nacimiento. Lo que sigue es la historia de este blog en particular.

Mi pasión por el basket empezó como la de muchos treintañeros actuales, justo tras la plata de Los Ángeles 84. Los primeros recuerdos que me vienen a la mente son muy aislados, y de alrededor de 1987-88: un triple de Solozábal en el último segundo para ganar una Copa del Rey al Madrid; Nikos Gallis anotando como un poseso; Fernando Martín sacando de fondo tras tiro libre con la camiseta de los Trail Blazers; Romay mirando al árbitro con cara de niño pequeño regañado injustamente…

Y por supuesto la NBA, de la mano de Ramón Trecet y Cerca de las Estrellas. Las finales de 1988 me hicieron fan de Magic Johnson. Las finales del 89 y el 90 me hicieron pasar de odiar a admirar a los Bad Boys. Me tragué con devoción absoluta el triplete de Jordan y los Bulls, siempre animando al bando perdedor (Lakers, Portland, Phoenix). Como tirador zurdo que yo intentaba ser, mi ídolo era Chris Mullin y mi número de la suerte, el 17…

Y después el vacío. Supongo que fue una tormenta perfecta de circunstancias. Dejé de jugar al basket en equipo federado, empecé la universidad, Canal Plus se hizo con los derechos de la NBA en España y codificó los partidos, todos mis ídolos de los 80 se retiraron o ya no eran lo que fueron, Celtics y Lakers ya no contaban…Lo que sí que recuerdo es a John Starks haciendo 1 de 50 en triples (o eso me pareció a mí) en el definitivo séptimo partido de las finales de 1994…que por supuesto ganó el equipo donde él no jugaba, los Rockets, aunque sólo por los pelos, lo que tampoco decía mucho de ellos. En fin, malos tiempos.

Por desgracia para mí, la ruptura con mi gran pasión duró casi quince años. En ese tiempo sólo vi partidos muy de vez en cuando; conocía a los jugadores y sabía más o menos lo que iba ocurriendo, pero poco más. De todas las cosas que me perdí, las que más lamento son: ver jugar a dos de los mejores equipos de todos los tiempos (Bulls ’96-’97 y Lakers ’00-’01), seguir a Duncan y Garnett en su apogeo, la rivalidad Lakers-Kings de principios de siglo, Steve Nash a sus treinta años, los Celtics de 2008…

Fue justamente hacia 2008 cuando empecé a recaer poco a poco en mi vicio NBA. La principal razón, por supuesto, fue el traspaso de Pau Gasol a los Lakers. Pero sin Canal Plus ni ganas de trasnochar más de la cuenta para ver partidos online en ventanita pequeña, sólo seguí las dos primeras finales de Gasol (Boston, Orlando) hasta cierto punto. Pero cuando en 2010 llegaron a la final de nuevo Lakers y Celtics, mi notalgia ochentera me enganchó de improviso, y me sumergí por completo en el evento.

Y cuando digo “por completo” quiero decir que, entre otras cosas, dejé de seguir las finales por Marca y me pasé a ESPN, la web estadounidense líder en deportes, con muchísima más cobertura del evento y muchísima menos parcialidad sonrojante hacia nuestros ÑBA. Allí empecé a seguir a algunos de los grandes analistas NBA actuales, como John Hollinger, Dave McMenamin, Marc Stein, Henry Abbott y sobre todo Bill Simmons. Y me enganché a este nuevo caudal de información tanto que hasta pedí -y conseguí- que mi mujer me regalase “The Book of Basketball“, un tochazo de unas 700 páginas de Simmons sobre la historia de la NBA, y que acaba ordenando de modo razonado los que a su juicio son los mejores 96 jugadores de todos los tiempos de la liga.

No obstante, el momento decisivo de mi reenganche a la NBA fue durante las navidades pasadas, donde de nuevo mi mujer me regaló el NBA League Pass: una plataforma web para ver TODOS los partidos, con versiones condensadas de los partidos de 10-12 minutos, barra de estado para moverse por el momento del partido que busques, botones para avanzar o retroceder de 10 segundos a 1 minuto…En fin, una maravilla que me permitió ver todos los partidos de los playoffs 2011, a la hora que yo eligiese, y con una duración de visionado aproximada de 80 minutos en vez de las cerca de 3 horas que duran los partidos en tiempo real.

Y aquí empieza el recorrido de este blog, donde iré compartiendo con asiduidad mis pensamientos sobre la mejor liga del mundo. ¿Te apuntas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s